Retorno de la inversión / RSI o ROI

Retorno de la inversión
El retorno sobre la inversión —RSI o ROI de sus siglas en inglés: Return On investment— es un termino financiero que compara el beneficio o la utilidad obtenida en relación a la inversión realizada

Es decir,  sirve para ver como se comporta una inversion, financieramente en un tiempo determinado.

 

Para su cálculo, en el numerador se pueden admitir diferentes definiciones de beneficios, como por ejemplo el beneficio neto después de impuestos, el BAI (antes de impuestos) o el BAII (antes de intereses e impuestos, mientras que en el denominador se debe indicar los medios para obtener dicho beneficio.
ROA (Return on Assets) =
beneficios / activos medios

Este ratio también se puede expresar como la suma de dos de manera que:


ROA o ROI =
Margen sobre ventas x Rotación del activo.
Margen sobre ventas = Bº / Ventas
Rotación del activo = Ventas / Activo total promedio


Ejemplo:
Si los activos de finales del ejercicio a estudiar son 230.000 y los del anterior ejercicio son 170.000, tendremos unos activos medios de 200.000.
Si el beneficio es de 20.000 tendremos un ROA= 10%.


Esta razón es ampliamente utilizada en el análisis de las entidades financieras ya que mide la rentabilidad sobre los activos totales medios o lo que es lo mismo su capacidad para generar valor, permitiendo de esta manera apreciar la capacidad para obtener beneficio del activo total de la empresa y poniendo así en relación el beneficio con el tamaño de su balance.


Comparando el ROA de varios años se puede medir si el tamaño creciente de una empresa va acompañado del mantenimiento o aumentos de rentabilidad o si, por el contrario, este crecimiento está implicando un progresivo deterioro en sus niveles de rentabilidad.